Uveítis no infecciosa

¿Qué es la uveítis no infecciosa?

La uveítis no infecciosa se produce cuando se inflama la úvea del ojo, en ausencia de infección bacteriana, fúngica o vírica y está asociada a enfermedades autoinmunes. Produce pérdidas de agudeza visual que necesitan tratamiento a nivel local. La úvea es la capa central del ojo, siendo esencial una úvea sana para la visión normal.


¿Por qué las personas pueden contraer una uveítis no infecciosa?

La uveítis no infecciosa puede aparecer en personas que padecen una enfermedad que afecta al sistema inmunitario, como la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide. Sin embargo, en casi la mitad de los casos, los médicos no saben por qué se produce la uveítis no infecciosa, ya que aparece espontáneamente o por alguna causa desconocida.