Edema Macular Diabético

¿Qué es el Edema Macular Diabético?

El Edema Macular Diabético (EMD) es una inflamación de la mácula causada como consecuencia de la diabetes, y que cursa con una disminución de la agudeza visual.

La incidencia y la prevalencia del EMD varía dependiendo del tipo de diabetes (tipo 1 o tipo 2), y de la duración de la enfermedad (años transcurridos desde el diagnóstico).  La presencia de EMD deteriora enormemente la calidad de vida, afectando a la capacidad para realizar las tareas cotidianas, como conducir, ir de compras, las tareas domésticas, preparar la comida y usar el teléfono, que pueden suponer un reto para la vida independiente de estos pacientes.


¿Qué causa el Edema Macular Diabético?

La diabetes no controlada genera una cascada inflamatoria que conduce al EMD; la hiperglucemia causa inflamación y la hiperglucemia crónica causa estrés oxidativo, que inicia una cascada inflamatoria local, lo que produce anomalías vasculares, edema y engrosamiento de la retina.

¿Cuáles son los síntomas del Edema Macular Diabético?

El principal síntoma que presentan los pacientes con EMD es la deficiencia visual que se manifiesta por una visión central reducida y puede observarse mediante exploración estereoscópica o se puede inferir por la presencia de exudados intrarretinianos. La hiperglucemia, la hipertensión y la hiperlipidemia están reconocidas como importantes factores de riesgo tanto para el desarrollo como para la progresión del EMD.  Por lo tanto, en pacientes con EMD se debe intentar normalizar la hiperglucemia, el nivel de lípidos y la presión arterial, así como mejorar el estado renal.